miércoles, 29 de octubre de 2008

Comiendo en cautividad


Algunos os preguntaréis ¿Qué quiere decir comer en cautividad? ¿Es que existen seres que comen en libertat? Porque... ¿Existe la libertat? No, no seré yo quien me queje de tal debate, ni quien rehuya de la filosofía... pero hoy, os tengo preparada otra actividad.

Lo que os quiero mostrar es algo más terrenal, incluso con trocitos de turba, porque los animales, y en especial las tortugas terrestres del Bosque Inundado de CosmoCaixa, la agradecen. Turba mezclada entre luchugas y champiñones. ¡Un gran lujo! Y es que esta, es fuente de mucha fibra. ¿Lo sabías?

Las preferencias culinarias de las tortugas y otras anécdotas me las explicaron mis amigos del equipo de mantenimiento biológico del museo, más conocidos como los "bicheros". También fue de su mano que filmamos estas imágenes... Preparados, listos, ¡empieza el Festín! ¡A vuestra salud!

video


jueves, 23 de octubre de 2008

¡Rápido! ¡Calculando la velocidad de la luz!


Hace poco recibí el email de un amigo... en el que me explicaba un experimento francamente alucinante. Como calcular la velocidad de la luz con una gominola y un microondas.

Creyendo que la experiencia es muy interesante, he pensado que debía daros los detalles... ¡Vamos a ello!

Primero, conseguiremos una gominola de esas alargadas y preferiblemente roja. Después, inmovilizaremos el plato giratorio del microondas donde fijaremos los extremos de la gominola con celo o esparadrapo, de manera que quede paralela a la puerta del microondas. Cerraremos la puerta y lo conectaremos, haciéndolo funcionar a baja potencia (aproximadamente a unos 200 Watts). Tal vez, nos toque hacer algunas pruebas de tiempos y potencias hasta conseguir los resultados más óptimos...

Al cabo de un rato, veremos que la gominola empieza a adquirir la forma de onda, con "crestas" y "valles". Las crestas suben y serán zonas que tenderán a "quemarse". Los valles, en cambio, quedaran inalterados. Antes de que nos quedemos sin gominola... ¡La sacaremos del microondas!

Con la ayuda de una regla, mediremos la distancia entre dos valles consecutivos, que seguramente será del orden de algunos centímetros. Después, miraremos a frecuencia del microondas en su la placa de especificaciones técnicas, que probablemente será de unos cuantos centenares de Megahertz.

Finalmente, llegó el momento de los cálculos! Si multiplicamos la distancia entre dos valles por dos, obtenemos la longitud de la onda, es decir, la longitud de onda de la luz, en cm, que podemos pasar a m simplemente dividiendo por 100 el número obtenido. A ese resultado le multiplicamos la frecuencia del microondas en Megahertz, aunque obtendremos Hertz dividiendo entre 1000000, si queremos trabajar en las unidades correctas...

Y... ¡¡Tachan!! ¿Qué aparece? ¡La velocidad de la luz!!

Si habéis hecho los cambios de unidades adecuados: a metros y a Hertz, obtendréis la velocidad de la luz en m/s... Si no, las unidades serán cm/Megahertz... pero tampoco debe preocuparos excesivamente...

La explicación es sencilla: el microondas es una cavidad resonante donde se forman ondas estacionarias, y que presentan unos máximos (vientres) y unos mínimos (nodos). Donde aparece un vientre, la gominola se requema y sube. Donde le toca un nodo, el microondas no lo calienta, por lo tanto, la gominola queda intacta, son los valles que habéis observado. La distancia entre dos valles consecutivos multiplicada por dos, corresponde a la longitud de onda del microondas. Multiplicando la longitud de onda (metros) por la frecuencia (s-1) obtenemos la velocidad (m/s) de propagación de la onda del microondas, es decir, de la luz infrarroja... De la Luz viajando en el aire... ¡¡La conocida "c"!! ¡¡Alucinante!!

Esta y otras curiosidades las podéis encontrar en el libro Bitácora Estelar, Navegando por múltiples Universos, de David Barrado, Benjamín Montesinos y que encontraréis en la librería Laie.

viernes, 17 de octubre de 2008

Oda a la luz que nos ilumina cada día


El Sol es una estrella mediana de color amarillo. Se formó hace 4.500 millones de años, a partir de nubes de polvo y gas, que contenían residuos de otras estrellas anteriores. Así es el Universo, un sinfín de nacimientos y muertes en cadena... Existimos porque una estrella murió antes y moriremos porque un haz de fotones volverá a brillar algún día... No es nada personal... es existencial.

En el interior del Sol se producen reacciones de fusión, en la que los átomos de hidrógeno se transforman en átomos de helio y se producen grandes cantidades de energía radiada. Es el gran misterio de las estrellas, ellas parecen ser las únicas capaces de crear elementos y generar tales cantidades de Energía...

Como sabéis el Sol es la estrella que reside en el mismo Sistema Planetario que nosotros, los habitantes del planeta Tierra. Y es gracias a ella que la vida ha tenido lugar en estos parajes...

¿Una curiosidad interesante de nuestro astro y nuestro satélite? Por una extraña coincidencia, la combinación de tamaños y distancias del Sol y la Luna son tales que, des de la Tierra, los vemos con aproximadamente el mismo tamaño aparente. Evidentemente, el Sol tiene unas dimensiones muchísimo mayores a las de la Luna.; pero la distancia que nos separa también es mayor. Así como vemos un avión en el cielo con un tamaño de hormiga, vemos a estos dos astros, por igual. Este suceso nos brinda la posibilidad de poder contemplar una amplia gama de eclipses solares: anulares, parciales y totales. ¡Y qué espectáculo! ¿Alguna vez habéis visto un eclipse total? Es uno de los momentos más mágicos en la vida de una persona... Es como si la luz de los cuentos de hadas poblara la Tierra por unos segundos, como si los animales fueran una existencia lejana... Yo tuve la suerte de vivir esta experiencia en una visita a Turquía...

Me quiero quedar con la magia de esa luz, con la magia de culaquier luz, cualquier fotón... pero la sugerencia de hoy no serán fotos de eclipses, que llegando al otoño, el Sol ya se nos esconde por si solo... Os recomiendo que echéis un vistazo a la web:

http://www.boston.com/bigpicture/2008/10/the_sun.html

Y os deleitéis observando a nuestra estrella Reina. ¡Que no se nos apague la luz!

ilamandarina

viernes, 10 de octubre de 2008

¡La periodicidad de la tabla!


Periódicamente los profesores de secundaria y bachillerato se encuentran ante el reto de conseguir que sus alumnos conozcan, entiendan y manipulen la tabla periódica. ¿Por qué hablo de reto? Porque a priori no parece una tarea apasionante... No sé si es por mi formación académica, física, que no química o por escuchar demasiado a los adolescentes siempre llenos de ganas de quejarse... pero pienso que el primer contacto con la tabla... es duro!

¿Qué hacer? Hay mil métodos y maneras: proponer juegos de memoria como por ejemplo concursos de preguntas, hacerles construir una tabla periódica de grandes dimensiones, con las aportaciones de dos tarjetas, cada una describiendo un elemento, elaboradas por cada alumno de la clase o disfrutar de los ingenios de la red. Ahí van unas cuantas propuestas:

miércoles, 8 de octubre de 2008

Historietas matemáticas...


Siempre he pensado que las matemáticas daban muchísimo juego para innumerables historias... De pequeña, solía jugar a imaginarme los números con personalidad propia. Algunos me caían bien, otros no podía con ellos... Hacer sumas era algo muy divertido, nunca sabías quien te podía aparecer... ¿Sería un siete? ¿O tal vez un tres? Ganarían los números pares consiguiendo la posición de la unidades y convirtiendo todo el número en par?!! Es curioso, en aquella época adoraba los números pares... Me parecían más simétricos, más justos. La vida, en cambio, me llevó de tour por los impares para acabar teniendo el 4 i el 7 como números preferidos.

¿Y qué me decís de ese momento en que te explican que no sólo de números naturales está hecho el Universo? Es increíble cuando descubres que también existen los enteros, los negativos... Aunque he de reconocer que este tema me dejó algo fría... ¡I después llegaron los irracionales! Esos rebeldes que se negaban a ser expresados como una fracción. ¡Qué encanto! El número pi, el número e... I finalmente, los sin ninguna duda, más creativos, los Imaginarios... Estos intentaban ayudar al mundo solucionando el eterno problema de las raíces negativas...

¿Lo veis? Los números son algo mágico... Y si cómo yo, compartís esta afición numérica no dejéis de visitar la exposición sobre los números en CosmoCaixa:



O participad de la nueva propuesta del Departament de Didàctica de la Matemàtica i de les Ciències Experimentals de la Universitat Autònoma de Barcelona. A partir de mañana empieza un ciclo sobre cuentos matemáticos en las bibliotecas. Podéis conseguir más información en:

http://www.odc.cat/projectes/presents.aspx#p5

I si aún os quedan más ganas de seguir sumando propuestas, una recomendación literaria: "La fórmula preferida del profesor" de Yoko Ogawa. ¡Lindísimo!

¡Disfrutad de las propuestas sumando buenos ratos y restando malhumores!

ilamandarina

miércoles, 1 de octubre de 2008

¿Y por qué no vivimos en un mundo relativista?


La pregunta me viene a la cabeza fruto de no poder realizar las mil y una actividades que planea mi mente... En un mundo en el que viajáramos a velocidades próximas a la de la luz nuestro tiempo propio pasaría más lentamente... Auque seguramente eso tampoco me permitiría llegar a todo...

Pues desde este mundo tranquilo y con pensamientos relativistas os propongo las charlas de Investigació i Innovació en l'àmbit cultural(I+C+i) que se celebra en el CCCB, donde ayer hablábamos de nanotecnología, crear vida y relaciones ciencia y cultura....

Y uno de los temas más punteros en la actualidad... Enlaza con:

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_7626000/7626540.stm

Disfrútenlo con calma!

ilamandarina