martes, 16 de septiembre de 2008

Estrellas de colores!


Si miramos el cielo estrellado a simple vista podríamos creer que todas las estrellas son iguales: pequeños puntos luminosos de tonalidad blanca-amarilla... ¡Nos estaríamos perdiendo los colores del Universo!

Las estrellas son de colores. ¡Podemos ver estrellas blancas, azules, rojas, naranjas y amarillas! No veremos estrellas verdes, pero podremos encontrar estrellas como la I Cephei de color azul, Spica de color blanco-azul, Vega la veremos de color blanco, Proción blanca-amarilla, Arturo es naranja y Betelgeuse es roja.

¿Por qué jamás encontraremos el firmamento salpicado de verde? No es una cuestión "verde fóbica" ni de tendencias estéticas extrañas, la respuesta la encontramos en la propia luz. La luz visible es la parte de la radiación electromagnética que los ojos, nuestros receptores por excelencia, pueden percibir. Si ordenáramos la luz visible de menos energía a mayor, estaríamos pintando el espectro de la luz... y veríamos que el verde estaría situado en la parte central de este dibujo. Una estrella verde sería aquella que emite mayoritariamente luz verde pero que también emite algo de las demás luces. Al emitir la misma cantidad de energía inferior a la energía de la luz verde que de luz de mayor energía estas se suman dando luz blanca. Las estrellas verdes las vemos blancas, como pasa con Vega.

Tantas observaciones nocturnas nos llenaran la mente con preguntas... ¿De dónde nació el color en las estrellas?, ¿Qué son realmente estos puntos distantes?, ¿Tienen la respuesta de nuestro devenir?...

Las estrellas son cúmulos de materia en estado plasma. El plasma es un estado de la materia de energía superior al estado gas. Podríamos imaginárnoslo como ese mismo gas muy caliente. Los átomos de gas llegarían a romperse y se moverían muy agitadamente... Gracias a estos niveles energéticos y de libertades particulares, en las estrellas se producen reaccione de tipos nuclear. Es allí donde se han generado el oxígeno que respiramos y el carbono que nos da la vida. ¡Las estrellas empiezan uniendo átomos de Hidrógeno para generar Helio y no paran hasta llegar al hierro! Fue Albert Einstein quien nos habló de que la masa y la energía eran las dos caras de una misma moneda y de esta equivalencia dedujo su famosa ecuación: E=m•c2 El Sol y las estrellas nos iluminan gracias a que los elementos que generan son menos masivos que las partículas a partir de las cuales están creados. Pero la masa perdida no es en vano... es la energía que nos llega día y noche en forma de luz y calor.

4¹H → 4He + 2e+ + 2γ + 2νe + 26.7 MeV
34He → 12C + γ + 7.2 MeV
...

Y ¿Por qué de colores? depende de la temperatura... Las estrellas alcanzan temperaturas superficiales increíbles, y esas temperaturas están relacionadas con el color en el que emiten su radiación. Las estrellas más calientes son las azules; ya que la luz azul es más energética que la roja.

Un espectáculo increíble de luces y colores que no pueden pasar desapercibidos por los más sensibles... Artistas como Joan Miró han rendido homenaje a esta excelencia de la vida con obras como "L'estel matinal".

En este nueva intervención os animo a mirar al cielo y a la vida porque es esos pequeños puntos donde un día generaron las partes más íntimas de nuestro ser y a visitar el museo de La Fundació Miró donde el pasado día 10 de septiembre el Departament D'Astronomia i Meteorologia de la Universitat de Barcelona organizó un pequeño encuentro astronómico. La respuesta a si las estrellas saben más de nuestro futuro que nosotros no la poseo... pero por si a caso, vayan ustedes con ellas!

Por las estrellas!
ilamandarina

4 comentarios:

Raúl dijo...

¡Que bonito eso de que las antiguas estrellas están dentro de nuestro ser!
¿Por eso soy cáncer?¿procedo de alfa-Cnc?, ahora que lo miro, vaya nombres más feos que tiene mi constelación.

dt dijo...

Doncs diràs el que vulguis, però encara que sigui per la additivitat de colors a mi em sembla que tot plegat és una mica "verdfòbic"...
Tot i que si les estrelles creen (sintetitzen) fotons, haurien de ser verds per la clorofila que serveix per fer la fotosíntesi... (sé que és molt dolent però no m'he pogut aguantar)
Apa mandarina! Petons!!

Jordi dijo...

Malgrat que ho pugui semblar, el Cosmos no és verd-fòbic: les nebuloses planetàries sovint presenten unes delicades tonalitats verdoses, degudes a l'emisió del OIII (l'oxigen dues vegades ionitzat). Potser les estrelles verdes no existeixen, però el cert és que les que són semblants al nostre Sol, acaben els seus dies amb uns magnífics focs d'artifici de dominant verda!

ilamandarina dijo...

Què magnífic!!!
Gràcies Jordi per compartir els teus coneixements amb nosaltres!!!
Un petó a tots i gràcies per ser els meus comentaristes més fidels!!!
ilamandarina