lunes, 16 de febrero de 2009

TecnoLab, una nueva propuesta para pensar, tocar, buscar y crear


Hace unas semanas inicié un nuevo proyecto en Citilab Cornellá llamado TecnoLab. Es un curso de talleres de tecnología para niños y niñas de 7 a 9 años. Durante 8 sesiones analizaremos conceptos como las TIC, los píxels, los programas i virus informáticos, los códigos o Internet, entre otros. Para hacerlo utilizaremos diferentes estrategias como la documentación, la experimentación o la creación. Combinaremos actividades de plástica, mecánicas o de experiencia real.

El primer día, por ejemplo, entendimos qué eran las TIC gracias al juego del teléfono. También visualizamos los píxels coloreando el mismo dibujo con diferentes estrategias: colores de madera, pegatinas cuadradas de un sólo color muy pequeñas, pegatinas mono color cuadradas más grandes. Sí, comprobamos que con los píxels mayores perdíamos definición. Finalmente, un programa de tratamiento de imágenes nos ayudó a verlo en vivo y en directo.

El segundo día exploramos qué son los programas y los virus informáticos. Y gracias a un juego de sobres y tarjetas jugamos a ser programadores y máquinas programadas. ¡Hubo un chico travieso que quería destrozarnos a todos con sus órdenes malignas!! Finalmente, acabamos programando en Scratch!

También me gustaría promover el ser capaz de exponer aquello aprendido a los demás y comunicar ideas en público. Soy de la opinión de que en este país, muchas veces nos olvidamos de este punto... Y a mi, persona dicharachera y farandulera de nacimiento, me parece un error. Creo que deberíamos mezclar todos los sentidos cada vez que nos proponemos enseñar o aprender algo. Es importante que en matemáticas se dibujen los hexágonos y se escuchen los pentagramas... Es imprescindible que en la clase de química se huela el ácido sulfhídrico, se toque una base o se escuche la explosión del hidrógeno...

He de decir que cada día que pasa, la tecnología y en concreto la informática, me cala un poquito más hondo... pero igual que entro salgo (como un chiste de informáticos) y desde fuera percibo que algunos se quedan delante de la pantalla observando combinaciones de rojo, azul y verde... ¡¡Salgamos!! Mostremos la tecnología y la vida, en todas sus direcciones. Con un poco de ingenio, paciencia, esfuerzo y confianza en lo nuevo podremos hacerlo... Conseguiremos hablar de ratones informáticos con un destornillador, un papel y un bolígrafo e Internet.

Pienso que TecnoLab puede ser un reto. Espero poder conquistarlo sin problema... Y los comentarios son siempre bienvenidos... Eso sí, cuando Eric, un niño de 9 años que ya ha publicado su propio blog (http://petitreporter.blogspot.com/) te mira a los ojos y te comenta: -¡Ahora sí que me has sorprendido! ... Claro, ¡hay que programarlo todo! ¡Sin un programa previo la impresora no sabría escribir lo que yo imprimo!- O Lucas llega al final de la clase de una hora diciendo: -¿Ya se ha acabado? ¡Pero si sólo pasaron 10 minutos!-. Piensas que seguro que puedes mejorarlo... pero que al menos, parece que acertaste en un trozo del camino, aunque sólo fuera en un rango impreciso de este!! Ahora, entre todos iremos mejorando la definición y disminuyendo el tamaño de los píxels!!

7 comentarios:

valerioak dijo...

Molt interessant lo del tecnolab, tant de bo les classes als instituts poguessin ser així, crec que les matemàtiques m'haguessin agradat molt més!!

Cris dijo...

El "chico travieso" quan creixi serà un hacker jaja!
És curiós: ara els més petits estan sorpresos amb tot el que els hi ensenyes, i, qui sap, d'aquí uns anys seran ells els que descubreixin noves coses de la informàtica!

ilamandarina dijo...

Hola nois!!

Sí, sí... sento que estic veient el neixament d'alguns hackers en potència... Tot i que evidentment hem comentat que no és quelcom molt elegant... Però pot ser esdevenent brillant investigadors en informàtica o en... Tens raó Cris... Lo més interessant de treballar amb gent jove és que casa moviment que fas pot ser l'inici d'una futura aventura... Increible!

La pena és que com diu en Valerioak no totes les classes que varem rebre portaven tanat il·lusió a dins... I ara que la transversalitat es posa de moda... ni eren gens transversals!!

Alguna vegada us heu preguntat perquè ens obliguen a estar quietets i ben assegudets durant els anys més moguts de la nostra vida?!! Quin ensenyament...

Ànims que per aprendre... mai s'arriba tard!!

Petons,

ila

Raúl dijo...

¡Qué interesante!
Y al chico que quiere ser hacker, habrá que potenciarlo, para que ponga al descubierto cosas mal diseñadas.
Y si no lo potencian, ya se pondrá él las notas que le de la gana. Para eso controla el sistema.
¿Pues sabes qué?, que tengo que dar un taller de informática para ancianos, y a lo mejor me puedes aconsejar algo en el aspecto pedagógico. Cosas básicas como mandar un mail, videoconferencias, etc. Las ganas las tienen tan intactas como tus niños, por lo que me han dicho. Creo que los logros que se pueden obtener, con una mínima formación, pueden ser en muchos aspectos, impresionantes. ¡A lo mejor sale algún hacker de la tercera edad y todo!

ilamandarina dijo...

Buenas Raul!!

Eso, eso a potenciar la parte positiva de los hackers... Como en "Los hombres que no amaban a las mujeres" donde Lisbeth Salander siendo una hacker profesional reconocida internacionalmente ayuda a los buenos en la búsqueda de alguién que no amaba a las mujeres... (Un libro que engancha mucho por cierto! Y con una segunda parte "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" donde se habla de matemáticas y astronomía).

Además, me parece muy positiva tu iniciativa de dar clases de informática a los más mayores! Citilab también tiene unos cursos llamados SeniorLab donde hacen algo parecido... Cuando quieras quedamos y lo hablamos en persona!!!

Un besazo!

ila

Josep M Marimon dijo...

Per a mi el més important de la formació sovint no són els coneixements que es transmeten, sinó la passió per el propi coneixement. Crec que una persona solament aprèn de debò quan està receptiu, i per que ho estigui no hi ha res millor que incentivar la curiositat.
A els meus alumnes m'encanta obrir portes i animar a que hi entrin per propi peu, incentivant la deducció, i valorant tant els errors com els encerts. Es solament quan fem errors que ens preguntem per les causes. I quan les estudeiem es quan realment aprenem i treiem conclusions per que no es tornin a repetir.
Era Einstein qui va dir: " No me gustan los ordenadores, solo me dan respuestas... ?

Josep M M

ilamandarina dijo...

Moltes gràcies Josep!

Espero seguir-te trobant per la mandarina i per altres indrets...

Tinc moltes ganes d'aprendre i compartir dels teus coneixements i experiència... I sé que no és un error. ;-P

A veure si també et veiem pel Citilab!! Per cert, saps que hem començat un blog amb els nens i nenes de la classe?

http://www.citilabtecnolab.blogspot.com/

Salut!!

Irene