domingo, 29 de marzo de 2009

Azul como uma laranja o verde como una mandarina


Hace unas semanas fui a ver un espectáculo de mi profesora de danza, Cecilia Colacrai y de Joao Costa: "Azul como uma laranja". Intentando documentar fotográficamente este post, encontré el blog de la pieza "Azul como uma laranja" y en él encontré algunas fotos de la pieza hechas por Yoana. He elegido una de ellas porque quería que pudierais percibir un instante de la escena, pero os animo a todos a seguir viendo las demás instantáneas que encontraréis en dicho blog.

Tal vez os sorprenda que hoy quiera hablar de danza y espectáculos... ¿Acaso cambio la Mandarina de Newton por la Mandarina de las zapatillas rojas? Y aunque esta Mandarina proviene de bailarina, no es esa la respuesta. Hoy quiero hablar de danza y de Cecilia porque el movimiento, el espacio y el tiempo son los protagonistas de cualquier baile. Son tan artísticos, como Newtonianos, o incluso Einsteinianos.

¿Os habéis dado cuenta de las palabras? Es quizás eso, tan sólo una combinatoria de sonidos y grafías, pero que nos llevan a las variables involucradas en las ecuaciones de movimiento, o ecuaciones de Newton. Espacio, del latín spatium, lugar en el que se ubican los objetos o distancia recorrida por un móvil en un cierto tiempo. Tiempo, magnitud física que mide la duración o separación de acontecimientos sujetos a cambio. La velocidad es la es la magnitud física que expresa la variación de la posición o del espacio, en función del tiempo:

\vec v = \frac{\Delta \vec x}{\Delta t} = \frac{\vec x_f -\vec x_i}{t_f-t_i}

¡La aceleración es la variación de la velocidad en función del tiempo!

 a= \frac{v-v_0}{t-t_0} = \frac{\Delta v}{\Delta t}

Y con ello, ya tenemos todos los ingredientes para poder componer el espacio. Esta es una de las expresiones que más oídas en las clases de Cecilia... "¡¡Compongamos el espacio!!" Y es que la Física, la ciencia, no está exenta ni de belleza, ni de sutileza... ni se guarda en los libros de texto. La Física está en cada rincón del planeta, en cada acción de la vida y en cada giro de una naranja. Ciencia es todo y no es nada... es tan sólo una manera de mirar al mundo y un intento de explicar aquello que hemos visto.

Cecilia nos recuerda que pensemos en los millones de direcciones que nos atraviesan, nos recuerda que los brazos tienen una intención... ¿Sabéis de qué nos habla? ¡De vectores! Cecilia hace cálculo vectorial cada vez que se ata la coleta y se mueve grácilmente por la sala, Cecilia hace cálculo vectorial cada vez que camina y compra una naranja. Un vector, no es nada más que una magnitud física con una longitud (una medida, o el número de pasos que camina), una dirección (una recta por la que se traslada) y un sentido (si sube o baja la calle, si camina hacia la derecha o hacia la izquierda, hacia donde mira su nariz) definidos.

Por no hablar del momento de inercia o inercia rotacional. El momento de inercia es una magnitud escalar, expresada con un sólo número (no como los vectores que necesitan de más información) que refleja la distribución de masas de un cuerpo o de un sistema de partículas en rotación, respecto al eje de giro. El momento de inercia sólo depende de la geometría o forma del cuerpo y de la posición del eje de giro. Una bailarina tiene más momento de inercia si extiendo los brazos a los lados y por eso girará más lentamente. Si, en cambio, contrae los brazos o los sube hacia arriba, consigue que su masa esté más cerca de su centro y por tanto, del centro de rotación, y con ello disminuye el momento de inercia, la resistencia al giro y aumenta su velocidad de rotación.

Nos salió un nuevo término: el centro... Cecilia seguiría insistiendo... "¡No os olvidéis de vuestro centro!". Y no es para menos, y es que nuestro centro de masas se comporta como si toda la masa de nuestro cuerpo estuviera allí colocada. ¿Recordáis los problemas de física de la escuela? Todos trataban sobre partículas puntuales... ¿Y alguien ha visto un punto correr, bailar o comer naranjas? ¡No! Dichos puntos caminantes, bailarines y comedores de naranjas no eran otra cosas que aproximaciones. La Física vive del arte de aproximar... Y de momento no le va tan mal. La mayoría de las veces, el error que cometemos considerando que un humano es un cilindro es tan pequeño, que no vale la pena enfrascarse en un millón de cálculos y complicaciones para incluir todos los detalles, si al final, acabamos consiguiendo, siete días más tarde, un resultado muy cercano al aproximado.

¿Lo veis? La danza es física y es química... (otro día podemos hablar de las reacciones que bailar produce en el cuerpo), y es anatomía y es biología y es todo y no es nada... porque el Universo no tiene etiquetas y porque lo único que cambia es el ojo que lo mira.

"Nombramos las cosas en un intento de re-inventar el mundo a partir de sus nombres. Como si cada cosa existiera a través de su definición. Toda descripción es una sugestión en potencia. El lenguaje revela formas a través de límites, recortes que clasifican y definen las materias. Las im-posibilidades del lenguaje nos invitan a reflexionar sobre otras existencias. Así, nos lanzamos a componer una trayectoria para cada cosa. Un antes y un después, un contexto donde el objeto en cuestión podría habitar, existir. A partir del punto mínimo construimos sus probabilidades. Punto por punto. Y de probable en probable alcanzamos posibles, equilibrándonos entre la ficción y en lo que insistimos en llamar realidad."

(Son las palabras de la ficha técnica del espectáculo...)

11 comentarios:

The Lady Sounds dijo...

El temps és la mesura de la rotació de la terra al voltant del Sol.

Vaig fer un poema fa anys. Primer premi de sant Jordi!!

Records del Juan Luis, el teu alumne més aplicat.

Jordi A. dijo...

Com deis un dels meus professors més estimats,en Pere Pascual, "la física avança en bona part gràcies al que desprecia"... Com tu dius, que difícil seria calcular amb exactitud el moment d'inèrcia d'un ballarí, si aproximant-lo a un cilindre ja ens dona un resultat més que correcte... Recordo que una vegada vaig calcular elperíode de precessió de Mart, utilitzant un model del planeta que consistia en una esfera homogènia, amb un "donut" més dens a nivell de l'equador, que representava el "Tharsis bulge",on hi ha els volcans... i va donar bé: 100.000anys! L'aproximació a la realitat és tot un art!

Jordi A. dijo...

P.D.: Com he vist que hi ha més d'un "Jordi" per aquí,doncs m'he canviat el nom a "Jordi A."...

Records!

lacienciaparatodos dijo...

Bonito texto. Comparto mucho de lo dicho. Me quedo sobre todo con la última de tus frases: el Universo no tiene etiquetas y porque lo único que cambia es el ojo que lo mira.

Saludos

Javi

Ender el Xenocida dijo...

Enhorabuena por el nombramiento!
Muy bonito el post.

ilamandarina dijo...

Muchas gracias a todos!

La verdad es que como dice Juan Luís, por cierto, una agradable sorpresa encontrarlo por aquí, todos estos temas dan para inspirarse y mucho!!

También es interesante el tema que comenta Jordi, las aproximaciones... Creo que yo, como todos, me llevé una buena sorpresa el 1er año de carrera... No sé que era más sorprendente que los humanos fuéramos cilindros, que en electromagnétismo tuvieran tantos hilos infinitos, que en óptica el infinito estuviera a 2m o que las pizarras estuvieran llenas de letras cuando en realidad estudiaba ciencias?!! Well, anyway...

Gracias también a Javier de lacienciaparatodos y un saludito pa Madrid!!

Y finalmente, aprovecho para saludar a Ender el Xenocida y recomendar sus lecturas!! Ender es el autor del blog anteriormente llamado ¿Física?:
http://fisicaymasalla.blogspot.com/
A mi me parece líndísimo y precisamente este domingo, después de escribir el post, me estuve paseando por él y viendo diagramas espaciotiempo y elogios a Tycho Brahe... Yo no conozco personalmente a Ender (o no creo conocerlo)... pero me ha hecho mucha ilusión contar con su comentario y disfruto ámpliamente de leer su blog... así que gracias Ender el Xenocida!!!

Y gracias a todos!! Saludos!!

ila

Raúl dijo...

Una idea para la próxima entrada: ¿A qué se refieren los jipis, cuando dicen energías?. Ale!! a darle al tarro!!

David dijo...

Jo també m'identifico amb això que "el Universo no tiene etiquetas porque lo único que cambia es el ojo que lo mira". De fet, en llegir les teves paraules, a mi en comptes de cilindries em venien al cap ossos, tendons, articulacions, i milions d'anys d'evolució sense els quals no seria possible l'art de la dansa...
La teva frase també m'ha recordat, però només a primera vista, uns versos de Ramón de Campoamor, que el meu avi repetia a mode d'aforisme: "Y es que en el mundo traidor -- nada es verdad ni es mentira -- todo es según el color -- del cristal con que se mira". Però esclar, aquests versos de fet vénen a dir justament lo contrari que tu: lo que ens traeix no és el món (pobre!), sinó l'ull!
En tot cas, qualsevol perspectiva és vàlida per copsar la bellesa que hi ha en la ciència. S'ha repetit sovint la frase amb què Darwin va cloure l'Origen de les Espècies, però no me'n puc estar de repetir-la altre cop, ni que sigui perquè és la que millor reflecteix la meva perspectiva al respecte en tant que paleobiòleg: "There is grandeur in this view of life, with its several powers, having been originally breathed into a few forms or into one; and that, whilst this planet has gone cycling on according to the fixed law of gravity, from so simple a beginning endless forms most beautiful and most wonderful have been, and are being, evolved".

ilamandarina dijo...

Bon dia David!!

El teu comentari és preciós!!

Moltíssimes gràcies!! A més, m'agrada això de tenir un nou punt de vista amb ossos, tendons i passat!

Això serà molt interessant...

Salut!

ila

ilamandarina dijo...

Buenas Raul!!

Tengo en cuenta tu sugerencia... aunque intuyo que sí que hablan de algún tipo de energía... química?!!

Nos vemos!!

ila

Ender el Xenocida dijo...

Ila, gracias por tus comentarios. Me encantaría conocerte y que me hicieras una visita guiada al ICP. Mi email está en mi perfil, por si algún día tienes tiempo y te apetece.
Un saludo!