jueves, 22 de octubre de 2009

La ciencia está ahí fuera


¡Dos entradas en un día! Algo inaudito, pero es que el Universo da material para inspirarse a cada instante. Y yo no puedo dejar de compartirlo con el mundo. Quien no se emociona es porque no quiere...

Esta tarde, estaba trabajando tranquilamente cuando he recibido la llamada de un amigo. Busca una ventana, un balcón... y mira al cielo, me ha dicho. Un enorme Arco Iris envolvía la ciudad de Barcelona. O mejor dicho, dos arcos envolvían la ciudad condal. El Arco Iris es un fenómeno óptico y meteorológico que produce la aparición de un espectro de luz continuo en el cielo cuando los rayos del Sol atraviesan pequeñas partículas de humedad contenidas en la atmósfera terrestre. Este espectro de luz continuo se observa como un arco multicolor con coloraciones rojas, naranjas o amarillas en la parte más exterior y color azul o violeta hacia la parte más interior. Un fenómeno menos frecuente es el Arco Iris doble, el cual incluye un segundo arco más tenue con los colores invertidos, es decir, el rojo hacia el interior y el violeta hacia el exterior. Y es eso exactamente lo que hemos podido observar esta tarde de finales de octubre. ¡Ha sido increíble! ¡Era precioso!

Las prisas, la emoción y la inexperiencia, tal vez no me hayan permitido tomar fotografías de la altura del acontecimiento, pero prometo, y no es broma, iniciar en breve cursos de fotografía. La Naturaleza es tan increíble que tenemos que estar preparados para poderla capturar, robarle un instante al tiempo y perpetuar el fenómeno para aquellos que no hayan tenido la suerte de verlo. Evidentemente, no hay nada como la propia experiencia, sucede lo mismo en un eclipse de Sol. La emoción, la sensación de efímero, de mágico no es substituible por una imagen... pero ayuda a recordarlo, o si no se ha visto nunca, a imaginarlo.

¡Feliz Arco Iris doble!

3 comentarios:

Cris dijo...

Això explica la tonalitat del cel!! Després de la pluja i al sortir de classe, uns companys i jo ens hem quedat extranyats per aquest color lilós que tenia el cel... I ja combinat amb els dobles arcs iris... una pena no haver-los vist.

Com va tot?

Un petó!

Lluís R. dijo...

Te diré una cosa. Aquí he visto el primer arco iris de ese día con la torre de collserola a su lado.

Como puedes ver, aun con la emoción y poca experiencia has podido realizar una fotografía interesante. Adelante con la cámara y el curso!.

Jordi A. dijo...

Els teus escrits són una delícia pels sentits! Enhorabona!